Home » Blog » Tipos de excedencia laboral

Tipos de excedencia laboral

La excedencia laboral es distinta a la baja por enfermedad o las bajas por por maternidad o paternidad. Tienen derecho a solicitarla todos los trabajadores que lleven al menos 1 año en la empresa y no hayan pedido otra en los cuatro años anteriores. La empresa deberá concederla, pero no seguirá pagando el salario ni cotizará por el trabajador durante el tiempo que dure. Su puesto de trabajo será conservado durante un año.

Si la empresa se ve obligada a realizar un ERE, el trabajador en excedencia podrá ser despedido, siempre que el motivo de su despido no sea por estar en situación de excedencia.

Existen varios tipos de excedencia laboral, distintos motivos para solicitarla y diferentes acuerdos dependiendo de la situación causante de la excedencia.

¿Qué es una excedencia laboral?

Antes de hablar de los distintos tipos de excedencia laboral, debemos saber qué es una excedencia laboral.

La excedencia laboral está regulada en el artículo 46 del Estatuto de los Trabajadores, se trata de una suspensión temporal de la relación laboral entre el trabajador y la empresa. Puede solicitarse por causas que afectan al trabajador, o porque este simplemente quiere.

Tipos de excedencia laboral

Aunque se puede trabajar para otras empresas durante el tiempo que dure la excedencia, lo que no se puede hacer durante ese tiempo es incumplir los acuerdos con la empresa, como la cláusula de confidencialidad si la hubiese o trabajar para otra empresa que sea competencia directa. Si se dan estas situaciones, la empresa podrá despedir disciplinariamente al trabajador, aunque esté en excedencia.

¿Qué tipos de excedencia laboral existen?

Excedencia por cuidado de hijos

Tanto en los casos de hijos biológicos como adoptados, por acogimiento permanente o por guarda con la finalidad de adopción, el tiempo de excedencia no será superior a 3 años, a contar desde el nacimiento del pequeño o desde la resolución judicial.

Excedencia laboral por cuidado de un familiar

Hasta segundo grado de consanguinidad o afinidad, que no se pueda valer por sí mismo y que no realice ninguna actividad retribuida. No podrá durar más de dos años, aunque se puede negociar.

Si dos personas que trabajan en la misma empresa piden esta excedencia por el mismo motivo y ello afecta a la producción, el empresario podrá pedir negociar la duración.

Durante el primer año de excedencia por estos motivos, la empresa reservará su puesto de trabajo; si se trata de familia numerosa, el puesto será reservado durante quince meses. También se tendrá derecho a cursos de formación relacionados con su trabajo en la empresa.

Tipos de excedencia laboral por cuidado de familiar

Excedencia voluntaria

Puede durar entre 4 meses y 5 años. No se mantiene la antigüedad ni se reserva el mismo puesto de trabajo, pero podrá reincorporarse a la empresa en un puesto similar. Puede ocurrir que en el momento de la reincorporación la empresa no cuente con un puesto vacante de esas características. Se permite trabajar para otra empresa, pero sin romper los acuerdos con la primera compañía. La excedencia voluntaria se puede pedir más de una vez si han pasado cuatro años desde la anterior.

Excedencia forzosa

Se concede cuando una persona ha sido elegida para un cargo público y ello no hace posible realizar su trabajo en la empresa. También cuando ha de realizar labores sindicales y ello impide que acuda a su puesto de trabajo. Se conserva el puesto de trabajo y la antigüedad, y deberá solicitar el reingreso durante el mes siguiente al cese en el cargo público.

¿Cómo solicitar una excedencia laboral?

Para solicitar una excedencia laboral se deberá remitir la solicitud por escrito a la empresa, indicando las fechas exactas de inicio y finalización de la excedencia. En la excedencia voluntaria no es necesario dar una explicación sobre los motivos.

Solicitar excedencia laboral por escrito

El trabajador no podrá reincorporarse antes de que termine el plazo de finalización, aunque es posible negociarlo con la empresa. Lo que no admite negociación son los cuatro primeros meses obligatorios.

La empresa responderá por escrito, aceptando o denegando la excedencia, aunque para denegarla debe demostrar los motivos. La mayoría de las veces, cuando se concede una excedencia, la empresa liquida el finiquito al trabajador como si hubiese cesado la relación laboral, aunque esta continúe.

En caso de dudas sobre la conveniencia de solicitar una excedencia, o discrepancias con la empresa, es aconsejable acudir a abogados laboralistas expertos. ¡No dudes en contactar con nosotros!

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *